¿Alguna duda? Llámanos al
902 63 64 24

No tienes artículos en tu carrito.

Subtotal: 0,00 €

Suelos laminados: buenas prácticas y cosas que evitar

Colocar un suelo laminado es una opción fácil y económica para renovar tu casa y a la vez, lograrás que ésta sea más cálida y confortable. Los suelos laminados se caracterizan por reproducir las características de la madera natural, pero fabricados con materiales más resistentes y fáciles de instalar. Pero la principal ventaja de los suelos laminados, además de su precio, es que son muy fáciles de mantener. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber para lograr que tus suelos laminados estén siempre en buen estado.

UW1542_01_1_2

Instalación Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de colocar los suelos laminados es seguir las indicaciones de instalación del fabricante, especialmente en lo que se refiere al modo de anclaje. Después, es fundamental asegurarse de que en el subsuelo de la zona en la que vamos a colocar nuestro suelo laminado no haya humedad. Lo suelos laminados son muy sensibles a la humedad por eso este paso es clave para evitar que el suelo resulte dañado en el futuro. En el caso de que observemos humedades en el subsuelo podemos intentar arreglarlo con un buen aislante que nos permita proteger el nuevo suelo laminado. En el momento de colocar las láminas de suelo, deberemos comprobar que la superficie está bien nivelada, sin irregularidades. Si al empezar la instalación la primera fila no está recta deberemos parar y rectificar ya que es un paso fundamental para conseguir un buen resultado.

RETALL INSTAL

Limpieza Cuidar nuestro recién colocado parquet laminado es básico si queremos alargar su vida en las mejores condiciones. Para ello, deberemos tener en cuenta que no todo vale a la hora de limpiarlo. La mopa i el aspirador serán nuestros grandes aliados a la hora de hacer una limpieza rutinaria ya que nos permitirán quitar el polvo y la suciedad más evidente. En caso de querer limpiar el suelo laminado con agua, hay que hacerlo con la fregona bien escurrida, para que no haya goteo, y evitando usar cualquier tipo de jabón o productos abrasivos que puedan dañar la superficie.

cleaningKit

Además de la limpieza, hay otros gestos que si evitamos beneficiarán al buen estado de nuestro parquet laminado. Hablamos, por ejemplo, de intentar no arrastrar muebles, colocar almohadillas de fieltro en las patas de sillas y mesas, no utilizar tacones de aguja ni calzado con tacos metálicos al caminar en casa y colocar persianas para limitar lo máximo posible la exposición del suelo laminado a la luz del sol.

UW1536_01_1_2

Siguiendo todas estas pautas de instalación y colocación, y evitando algunas malas prácticas conseguiremos que nuestro nuevo suelo laminado dure como si estuviera nuevo por mucho más tiempo. Ahora solo te queda descubrir todos los modelos de suelo laminado disponibles en Decopraktik y escoger el diseño y color que más te guste.

Deja un comentario