¿Alguna duda? Llámanos al
902 63 64 24

No tienes artículos en tu carrito.

Subtotal: 0,00 €

El blanco en las paredes, ideal para espacios de trabajo

En los últimos tiempos, los cambios en el mercado laboral y la llegada de las nuevas tecnologías en los hogares han provocado que cada vez más personas trabajen desde su casa, de todos los perfiles profesionales, llevando a cabo tareas extras o trabajando como freelance. Trabajar desde casa no tiene porque ser agobiante si conseguimos diseñar y decorar un espacio especialmente dedicado al trabajo, que sea confortable y se ajuste a nuestras necesidades. Para ello, ¿qué colores escogemos? ¿Qué estilo de decoración es el más adecuado? Os damos algunos consejos.

La pintura blanca para paredes suele ser una de las opciones más escogidas en espacios de trabajo. Al ser muy neutra y suave, no provoca estrés y genera una sensación de tranquilidad, además de ser muy fácilmente combinable con todos los muebles y otros elementos del espacio.

Además, si trabajamos en una habitación que no dispone de mucha luz, la pintura blanca nos puede aportar la luminosidad que no nos dan otros colores, algo fundamental a la hora de trabajar. Finalmente, las paredes blancas provocan sensación de amplitud, tanto en habitaciones como espacios de trabajo.

Pero muchas veces las paredes blancas, sin más, pueden resultar un poco impersonales. ¿Cómo las decoramos? Podemos probar con cuadros, letras de madera, papel pintado o incluso con stickers decorativos que nos ayuden a romper un poco la monotonía del ambiente y que nos hagan más divertido nuestro espacio de trabajo. Incluso podemos optar por colgar en la pared frases motivadoras que nos animen a tirar adelante.

modern apartment interior

Otra opción muy interesante es colocar baldosas o estantes para archivos, documentación, libros... Si la habitación es pequeña, aprovechar todo lo alto de las paredes para colocar material es la opción más adecuada. Otra recomendación es disponer de un toque natural en nuestro espacio de trabajo, como una planta.

¿Y si no queremos optar por el color blanco, sino que preferimos otros tonos de pintura para paredes? Pues la mejor recomendación es seguir utilizando colores neutros, tranquilos, que no nos agobien mientras estamos trabajando. Sea cual sea la opción que escojamos, debemos tener claro que en espacios de trabajo lo más importante es no sobrecargar ni llenar de cosas innecesarias. Y si podemos separarlo del resto de habitaciones del hogar, como salones o dormitorios, la experiencia aún será mejor.

En Decopraktik tenemos una gran variedad de colores para pintar las paredes, así como distintos papeles y stickers para dar un toque más personal a los ambientes de trabajo. También tenemos un amplio catálogo de parquet, ideal para los suelos, tanto de oficinas como de hogares.

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.