¿Alguna duda? Llámanos al
902 63 64 24

No tienes artículos en tu carrito.

Subtotal: 0,00 €

Atrévete con el efecto decorativo "craquelé" de la pintura a la tiza

Decora, restaura y dale una nueva vida a tus objetos aportando tu toque personal. En este artículo queremos presentarte una conocida técnica que se hace con pinturas a la tiza y barniz. Es un efecto agrietado muy fácil de hacer que dará a tus objetos un acabado especial. Es un efecto decorativo muy adecuado para acabados envejecidos porque aporta el aspecto del paso del tiempo.

Para conseguir el efecto agrietado necesitarás el barniz craquelé al agua. Puedes aplicarlo directamente sobre el objeto o bien sobre una capa de pintura decorativa Chalk Paint ya seca.

Aplica una segunda capa de pintura encima del barniz. Es importante dar sólo una mano. Evita dar varias pinceladas en el mismo sitio para que "craquele" bien.

El barniz hará que la capa superficial se agriete, generando el efecto "craquelado". Dejará ver el color de fondo, por lo que es importante que el tono de fondo contraste con la capa de pintura superficial. De esta forma se apreciará mejor el efecto decorativo. La dirección de la grieta se corresponde a la dirección de la pincelada.

Es posible aplicar también la pintura decorativa con esponja. Una vez aplicada debemos dejar secar durante 3 ó 4 horas. Sólo cuando esten completamente secas todas las capas podemos añadir barniz ultramate para dar protección a la pieza y el efecto decorativo. Aunque este último paso es opcional.

Si quieres ver otras técnicas decorativas con pintura consulta nuestro post cómo pintar una escalera para darle un aspecto envejecido.