¿Alguna duda? Llámanos al
902 63 64 24

No tienes artículos en tu carrito.

Subtotal: 0,00 €

5 claves para decorar tu casa al estilo nórdico

El estilo nórdico en decoración de interiores ha llegado para quedarse y lejos de ser una simple tendencia, se ha mantenido temporada tras temporada como uno de los estilos de decoración con más seguidores y presente en más hogares.

IM1859_01 a baixa

Si tuviéramos que definir un objetivo de este estilo decorativo, diríamos que el estilo nórdico o escandinavo persigue alcanzar la calidez y la luz en los espacios con un intencionado minimalismo. El resultado son estancias con una armonía que convence y enamora. Si es lo que te ha ocurrido y quieres convertir tu hogar en uno acogedor y con todo el estilo propio del norte de Europa toma nota de cuáles son sus señas de identidad.

1. Luz, mucha luz El origen del estilo nórdico o estilo escandinavo está en los países del norte de Europa: Noruega, Suecia, Finlandia y Dinamarca. Como ya sabrás, se trata de lugares en los que la mayor parte del año apenas hay luz natural y los inviernos son largos esto es lo que explica tanta “obsesión” con la iluminación. Para ello es básico potenciar cualquier entrada de luz ¿cómo?, eliminando cortinas y objetos que puedan tapar las ventanas y con un predominio del blanco. No solo se trata de potenciar la luz natural, también la artificial. Lámparas (de techo, de pie y de sobremesa), candelabros y velas se ponen al servicio de la decoración para crear ambientes agradables. Lo importante es que la luz impregne todas las estancias de la casa y logre transmitir calidez.

UF896_02_1_2

2. Un color: el blanco Como ya hemos visto el protagonismo del blanco en la decoración nórdica tiene una razón de ser: captar al luz. Sin embargo no se trata de teñirlo todo (paredes, suelos, muebles, textiles…) de este color, si no de que el blanco sea el color principal pero contrastado con otros colores, sobre todo, el gris y el negro. Así conseguiremos un efecto de amplitud en las habitaciones. A veces también el blanco se combina con papel pintado, especialmente en una pared clave como, por ejemplo, la pared del cabecero o tras el sofá.

M_ 185

3. Madera en el suelo y para los muebles El parquet es seguramente uno de los elementos más distintivos de este elemento decorativo y es que se trata de un material natural que transmite mucha calidez a la vez que aporta un toque rústico muy adecuado para las casas nórdicas. A la hora de escoger un color para los suelos de parquet también deberemos decantarnos por tonos claros como, por ejemplo, el parquet laminado de roble blanco. El parquet gris, toda una tendencia al alza, es una buena elección si lo que buscas es darle un aire más fresco e innovador a tu suelo y romper así con la monotonía del blanco. Además de madera en el parquet gris, si queremos conseguir crear en nuestro hogar un estilo nórdico en condiciones, deberemos incluir algunos detalles y muebles en este mismo material. Decántate por tonalidades claras, más típicas de los árboles de la zona y puedes combinarlo con otros materiales como el mármol o el metal.

IM1861_01

4. Textiles de fibras naturales Ya que hablamos del suelo y, con el objetivo de generar ese contraste que comentábamos, en el estilo nórdico podemos recurrir a alfombras calidad y mullidas, de colores claros, que le den un toque más alegre a nuestro suelo de parquet gris. Por su parte cojines, cortinas y mantas, que deben ser de lino o algodón, acabarán dando el toque final a la decoración nórdica. Los colores, los de siempre: negro, gris, beige y algún rosa pastel. En cuanto a las formas y estampados, lo que mejor encaja con este estilo son los diseños simétricos y con dibujos geométricos.

CR3180_01_1_2

5. Simplicidad Decorar tu hogar con estilo nórdico implica cumplir la premisa del menos es más. Por ello, los muebles y elementos decorativos que escojamos deben ser los justos y necesarios. No se trata de acumular objetos porque sí. Esto se debe a la influencia del minimalismo, por ello habrá que hacer un esfuerzo por no abarrotar las estancias con aparadores, estanterías y mesitas. Lo ideal para conseguir una decoración de estilo nórdico para tu casa es comprar solo aquellos muebles que vamos a necesitar y que, además, por sus características y diseño puedan darle vida al hogar.

IM1992_01

Deja un comentario

Disculpa, debes identificarte para escribir un comentario.